Estos tiempos y contextos no han podido definirse de otra forma. Atípico es una palabra que nos ha estado marcando el último año y medio y que, para bien y para mal, parece que corre el riesgo de perder su significado. Al menos, en mi caso, muchos de los cambios que ha traído esta pandemia, me han situado en un espacio que, de repente y sin haberlo preparado para que así suceda,  encaja a la perfección.

Después del gran parón, conseguir continuar con las clases online fue un reto magnífico para mí durante la primavera del 2020 y, como sabéis, retomar la actividad presencial con las familias de Getxo, en mi domicilio particular a modo de rescate del proyecto iniciado en 2012, también lo fue durante el particular curso anterior.

Encontrarnos con lo pequeño e íntimo de un espacio mimado y perfectamente adaptado a las necesidades de mis pequeños y grandes músicos, me hizo ver que efectivamente «La Casa de la Música» no podría estar mejor que en este lugar. Así que por el momento, aquí seguiremos.

La intensidad del curso pasado, como digo, mucho más íntimo que los anteriores, me hizo quizá no estar tan presente por este canal para comunicar, agradecer, repasar y compartir nuestro trabajo en las redes y en el blog. Es por eso, que mi intención ahora es retomar este medio de conexión y, además, tratar de enriquecer estas comunicaciones aportándoos contenido para reflexionar y conectaros con la actividad que desarrollan vuestros hijos, o en muchos de los casos vosotros mismos.

Para ello, tengo la gran suerte de  contar con la colaboración de mi muy querida amiga la realizadora Mariña Casais, compañera de batallas en este camino del emprendimiento desde hace muchos años y con quien podría estar charlando para siempre.

 Juntas, y a través de pequeños vídeos y audios, intentaremos haceros llegar con mucho cariño pedacitos de nuestra tarea juntas y de nuestros pensamientos.

Hoy os presentamos el fragmento de una primera prueba que hicimos a nuestro estilo, es decir, totalmente improvisada. Esperamos que os guste y que os aporte. Seguiremos mejorando y compartiendo.

En este primer «podcast» (si se puede llamar así)  repasamos el curso pasado, y por supuesto comentamos el encuentro con James Rhodes, que sin duda fue un momento clave para todos.

También tratamos las emociones y la falta de creatividad  vivida por mí como algo realmente incómodo, probablemente derivado de todo lo vivido,  y que ahora me hace verdadera ilusión poder recomponer junto a Mariña. Además en nuestra charla , hacemos un repaso sobre lo que implica aprender a tocar un instrumento y cómo afrontamos estos meses que tenemos por delante. 

Os invitamos, a escucharlo y aprovecho para agradeceros vuestra presencia, implicación y confianza en mi actividad un año mas.