En un contexto cuanto menos complicado, me resulta sorprendente el contraste entre lo relacionado con lo que se cierra y lo que se abre, a modo de transformación.

Transformación que inevitablemente moviliza a mis pequeños músicos y a mí a disfrutar de una nueva aventura musical más, desde la que vislumbramos novedosos horizontes; y es que en estos días, escribimos juntos capítulos que tratan sobre enriquecedoras experiencias y formas de trabajo, en torno a un modelo diferente de aprendizaje musical para todos nosotros.

La combinación entre lo universal del lenguaje de la música, tan vinculado a lo emocional, frente a lo aparentemente frío o aséptico de la tecnología, nos regala la sorprendente aparición de una nueva posibilidad en forma de luminosa ventanita.

A través de ella nos guiamos, confiando en una hermosa luz que nos ofrece con fuerza la posibilidad de seguir trabajando, sintonizando en esta ocasión con lo no presencial…

Esta alternativa, en la que nunca hubiera pensado en un principio como opción para mi proyecto educativo, nos ofrece una interesante línea de trabajo que, inesperada y casi improvisadamente, encuentra cómoda su lugar dentro de una renovada Casa de la Música, que mis niños y yo llevamos tanto tiempo construyendo con dedicación, paciencia y mucho amor.

Ajustando los horarios a las circunstancias de cada familia, conseguimos que nuestros jóvenes pianistas brillantes reciban la atención personalizada que merecen, con sesiones individuales que vamos programando y repitiendo a lo largo de cada semana, en función de diferentes necesidades y demandas musicales.

Como era de esperar, la respuesta está siendo extraordinaria. Una vez más el alumnado me da a entender, cada cual a su manera, que hoy más que nunca, necesita y valora La Música como el gran tesoro que representa en sus vidas, ya que ésta les acompaña de un modo natural, totalmente integrado dentro de su mundo cotidiano.

Diferentes actividades van complementando nuestras sesiones. Concursos, audios, vídeos, partituras, ejercicios…; todo tendrá su recompensa, junto a la que, por el momento, es la mejor: seguir avanzando unidos y virtualmente entrelazados.

Igual que los importantes artistas del mundo clásico y del rock, reprogramamos nuestras agendas de recitales y conciertos Estas se han visto injustamente interrumpidas por lo que anunciamos grandes sorpresas que pronto nos volverán a hacer disfrutar entre los conocidos y habituales fans que siempre nos esperan expectantes…

¡¡¡¡¡¡Os mantendremos informados!!!!!!!!